Logotipo de Boibu

Instalación y Alta de Gas Natural para Hogares

Instalación y Alta de Gas Natural para Hogares

INSTALADORES DE GAS NATURAL

Los instaladores de gas natural son profesionales acreditados que además de tener los conocimientos necesarios para acometer las labores de instalación, posee un Carné de Instalador aprobado por el gobierno de la Comunidad Autónoma donde realiza su trabajo.

Los instaladores siempre deben ejercer su desempeño dentro de una empresa instaladora de gas, y bajo ningún concepto de forma irregular o subrepticia, puesto que puede poner en peligro la seguridad tanto de él mismo como de las personas que habitan en el lugar donde realice la instalación.

Tareas de instalación

En éstas el instalador puede realizar obras de montaje, reparación o mantenimiento de las instalaciones. También podrá ejercer las pruebas y ensayos que recoja la normativa, para comprobar el correcto funcionamiento de la instalación.

Labores con aparatos de utilización del gas, donde el instalador puede llevar a cabo la conexión de tales aparatos a la instalación del gas. También podrán poner en marcha estos aparatos.

Certificado de cualificación

El instalador de gas debe poseer el Certificado de Cualificación Individual que acredite que tiene la capacidad para realizar las labores o actividades que corresponden a tal desempeño.

Este certificado, se emite en las entidades de certificación de instaladores de gas y tienen validez en todo a nivel nacional. Tiene un periodo de caducidad de 5 años, después de los cuales será necesario renovarlo.

Hay tres vías para renovar el certificado:

Empresas Instaladoras de gas

Los instaladores de gas deben desempeñar sus funciones dentro de una empresa de este tipo. Para constituir una empresa instaladora de gas, es preciso haber obtenido un certificado y una acreditación por parte del gobierno autonómico, al igual que los instaladores.

Toda empresa es responsable del buen ejercicio de su labor y está obligada en todo momento a contratar a instaladores acreditados, poseer un seguro de responsabilidad civil y garantizar las deficiencias que puedan surgir de algún error en las labores de alguna de sus obras.

ALTA DE GAS NATURAL

A continuación describimos el proceso y los trámites necesarios para dar de alta el gas natural en el #hogar. Nuestra intención es facilitar a los futuros usuarios de gas natural una vía rápida y directa para darse de alta en el suministro y empezar a disfrutar de las muchas ventajas de este tipo de energía.

Como inquilino de un piso de alquiler

Para este caso, pueden darse dos opciones distintas, que el inquilino no haya dado de baja el servicio, o que el inquilino si lo haya hecho, lo cual supondrá algo más de trámite.

Si el inquilino no dio de baja el servicio será todo más sencillo, sólo tenemos  que cambiar el nombre del titular del contrato. Esto es posible hacerlo de diferentes formas, pero las compañías ofrecen todas las facilidades posibles para hacerlo a través del teléfono o vía online.

Si por el contrario, el anterior inquilino dio de baja el servicio el proceso es algo más complejo. En primer lugar debemos dar de alta el suministro a través de una distribuidora. Es importante diferenciar bien los conceptos, porque las comercializadoras te pueden ofrecer contratos de servicio, pero antes hay que estar dados de alta con una distribuidora, si no queremos quedarnos con la distribuidora cuando nos den el alta debemos cambiar de compañía comercializadora.

En un piso nuevo

Normalmente, en los pisos de nueva adquisición, la instalación viene preparada sólo para dar el alta al servicio. Debemos saber sobre todo, si la comercializadora que más nos conviene es distribuidora en la zona donde nosotros vamos a vivir. Para dar de alta el servicio necesitaremos los siguientes documentos:

  • Documento de Identidad del propietario
  • Certificado de la instalación de gas
  • Licencia de primera ocupación

ACOMETIDA DEL GAS NATURAL

La acometida es la parte o segmento de una canalización gasística que se encuentra entre la red y la llave general que permite la entrada o salida de gas a la instalación del cliente o usuario. La acometida del gas está formada básicamente por 3 partes diferenciadas: la toma de acometida, el tubo de acometida y la llave de acometida.

  1. La toma de la acometida es el punto que une el tubo de la acometida con la red de gas natural. Comprende toda la infraestructura que hace que se materialice esta unión.
  2. Los tubos de acometida corresponden con la canalización, que normalmente suele hacerse en acero, que está formada por tuberías que están unidas entre ellas y que permiten el paso del gas a través de ellas.
  3. La llave de acometida, también se conoce por el nombre de “elemento de corte” y tiene como objeto controlar el paso de gas del suministro hasta las instalaciones receptoras del usuario, pudiendo realizar el corte si así se necesitase.

Seguridad en los tubos de acometida

Los materiales permitidos para la construcción de tuberías para el gas están recogidos en la normativa vigente, aunque los más extendidos suelen ser cobre y plomo. El resto de los materiales deberán ser aprobados por el Ministerio de Industria.

Los tubos deberán recubrirse para aportar seguridad a la infraestructura. Así, la totalidad de las tuberías deberán estar insertas en cajetines de madera impregnada de creosota tener una capa de ladrillos, materiales resistentes ejerciendo como coquillas o similares.

La instalación receptora de gas

La instalación receptora de gas es un sistema de canalizaciones que van desde las llaves de paso hasta la llave de la acometida, sin incluir esta última. Es posible que una misma instalación receptora pueda abastecer a un edificio o incluso a varios siempre que estén dentro de la misma propiedad.

NORMATIVA DE INSTALACIÓN DEL GAS NATURAL

La normativa de uso y mantenimiento de las instalaciones de gas son las mismas para las que usen gas natural, butano y p#ropano. La normativa implica que:

  • La instalación debe realizarse mediante profesionales cualificados.
  • Debe ser revisada periódicamente.
  • La inspección deber ser sistemática.

La normativa del gas obliga a unas operaciones de mantenimiento de las instalaciones de gas para su correcto funcionamiento y para prevenir averías y otros inconvenientes. Por ello, el reglamento General del Servicio Público de Gases Combustibles obliga a las empresas suministradoras a:

  • Obligación de inspeccionar las instalaciones de sus usuarios cada cuatro años y de forma gratuita.
  • La obligación del titular del contrato para con su empresa suministradora de revisar su instalación cada cuatro años. Esta obligación corre a cargo del cliente. No obstante, el instalador debe estar homologado por la consejería competente de cada Comunidad Autónoma.

Obligaciones de los usuarios

Los titulares del contrato de suministro, es decir, lo clientes también están regulados por el reglamento General del Servicio Público de Gases Combustibles. Su artículo 22 establece que:

  1. En primer lugar, el cliente está obligado a mantener en perfecto estado de conservación las instalaciones. Debe usarlas adecuadamente y revisarlas cada cuatro años, por una empresa homologada que expida certificado de revisión.
  2. Y, en segundo lugar, aquellas piezas que tengan fecha de caducidad deberán ser sustituidas por unas nuevas antes del plazo marcado.

Certificados de revisión

Los certificados de revisión constan de tres copias. Una es para el cliente, otra para la empresa que ha revisado la instalación y la última para la empresa suministradora del gas. En aquellos casos en los que la empresa que revise la instalación sea la misma que nos suministra el gas, sólo son necesarias dos copias. A su vez, las empresas suministradoras notificarán a sus clientes la fecha obligatoria de su revisión.

#gasnatural #energia

Outlet de Energía

Encontramos la mejor oferta de Luz o Gas Natural para tu hogar o negocio. Teléfono: 913 983 090. Email: energia@boibu.com.